Como preparar una mesa de Navidad

La Navidad puede vivirse de muchas maneras diferentes, pero sobre todo son días para  reencontrarse con la familia y los amigos y compartir momentos mágicos. Tenemos mucho que celebrar y nos encanta reunirnos alrededor de la mesa para disfrutar de banquetes preparados con cariño, por eso merece la pena dedicarle una atención especial.

Es el momento de sacar tu lado más creativo tal y como la ocasión lo merece, y no basta con desempolvar la vajilla buena y sacar la típica bandeja de langostinos. Si queremos deslumbrar a los invitados nuestra mesa tiene que ser original y elegante, pero también acogedora y que transmita el espíritu de las fiestas. No te preocupes, con estas ideas verás que no hace falta complicarse mucho para brillar en Navidad con una mesa de lujo.

Elegante y festiva, pero también práctica

Las fiestas son la ocasión perfecta para darse caprichos y todos queremos que nuestra casa luzca perfecta, pero no hay que dejarse llevar demasiado por el entusiasmo. Cuidado con imitar las fastuosas fotos de las revistas, a menudo sobrecargadas. Tu mesa tiene que ser bonita pero también cómoda y práctica a la hora de servir y compartir los platos.

Hay muchas tendencias decorativas, pero algo sencillo que siempre funciona es combinar lo viejo y lo tradicional con piezas más actuales. Una vajilla antigua aporta un toque vintage y hará un contraste rompedor con accesorios más modernos. En la gama de colores apuesta por tonos claros para el mantel; es elegante, atemporal, acogedor y hará destacar los platos.

Suma color y contraste con detalles decorativos, por ejemplo con servilleteros o con los centros de mesa. Olvida las piezas muy aparatosas que solo entorpecen y crea tus propios centros combinando velas, plantas naturales, piñas y adornos. Para que sea más acogedora y personal, añade detalles hechos a mano como tarjetas con el nombre de los invitados. ¡Prueba estas ideas!

  • Hornea galletas navideñas y personalízalas para indicar el sitio de cada invitado.
  • Si hay peques en la mesa, les encantará encontrar sus cubiertos en servilleteros divertidos de Papá Noel o con forma de los típicos calcetines navideños.
  • Un simple centro de mesa formado por un largo camino de ramas naturales, de pino, laurel o de olivo, con una tira de luces blancas queda espectacular. Dale color con bolas rojas, cintas de colores o granadas y manzanas naturales
  • Recrea un mini bosque combinando piezas de madera natural con frutos secos, piñas, ramitas de tomillo y adornos con forma de árbol de varios tamaños.
  • Las velas son elegantes, acogedoras y relajantes, pero si quieres evitar sustos con la llama y la cera puedes usarlas de LED, y nuna se apagan.
  • Diseña un menú bonito al estilo de las bodas pero juega al despiste dando solo pistas de los platos, para aumentar el interés y la intriga entre los invitados

¿El menú de siempre o algo rompedor?

Es la pregunta del millón: ¿menú navideño tradicional, o platos más originales? ¡No renuncies a nada! A todos nos gusta reencontrarnos con el pavo asado, el cordero o la merluza rellena de nuestra madre, esos platos cargados de tradición y nostalgia. Puedes dejarlos en el menú y sorprender con los entrantes, las guarniciones y el postre.

Al plato principal hay que acompañarlo como se merece, sin necesidad de dejarse los ahorros en la compra. Lo importante es apostar por materias primas de calidad que gusten a todos y presentarlos con mimo. Ve a lo práctico; si eliges canapés fríos puedes dejarlos listos con antelación y recibir con ellos ya en la mesa a los invitados en cuanto lleguen.

Elige preparaciones frescas y ligeras, que abran el apetito pero sin de llenar demasiado, y no te compliques con miles de ingredientes. ¡Aprovecha el juego que pueden dar tus productos favoritos como las aceitunas! Si son un clásico del aperitivo, ¿por qué no dar un toque único a tus menús de Navidad con ellas? Aquí tienes algunas ideas muy sencillas para triunfar con ellas:

  • Forma una corona combinando ramas de romero natural en una fuente y decórala con aceitunas negras y verdes rellenas y cubitos de queso, como una corona de adviento.
  • Monta una tabla de quesos festiva formando un árbol de Navidad combinándolos con aceitunas y frutos secos. Si eres mañoso, puedes formar un árbol vertical de picoteo pinchando aceitunas, quesos, embutidos y otros encurtidos en un cono de espuma.
  • Reparte por la mesa pequeños cuencos navideños con tu propia mezcla de aceitunas aliñadas con aromas navideños. Combina aceitunas sin hueso con zumo y ralladura de naranja, canela, clavo, anís, salvia y miel.
  • ¿Veganos en casa? Olvida el foie y prepara canapés con un paté de aceitunas casero. Tritura medio tarro de tu variedad favorita de aceitunas Fraga aliñadas, un diente de ajo, un chorrito de aceite de oliva, alcaparras y uno o dos pimientos del piquillo.
  • Decora tus platos con polvo de aceitunas deshidratadas o úsalo como “tierra” de base para verduras y ensaladas. También puedes hacer bolitas de queso crema rellenas con una aceituna y rebozarlas en la aceituna deshidratada, como si fueran bombones salados.
  • Prepara un primer plato fresco, vistoso pero rápido de montar, como el carpaccio de bacalao con naranja y aceitunas. Puedes darle aún más color combinando las aceitunas negras con verdes, y añadir unos langostinos cocidos.
  • Añade aceitunas a los rellenos de tus carnes asadas. Combinan de maravilla con, por ejemplo, manzanas, nueces, castañas, dátiles y ciruelas pasas.
  • ¿Menú de pescado? Elige una salsa ligera muy mediterránea para acompañarlo, al estilo provenzal. Combina tomates pelados picados con aceitunas en rodajas, cebolla tierna en juliana, anchoas picadas, alcaparras, hierbas provenzales y ralladura de limón. Cocina todo en la sartén hasta que reduzca o sírvelo fresco al natural.
  • Si vais a terminar la cena con una copa, adereza tus bebidas con aceitunas y otros botánicos al más puro estilo James Bond. Solo necesitas un palillo elegante, unas aceitunas Fragata rellenas, una rodaja de limón y tu toque personal.

 

Y no te olvides de lo más importante, ¡pasarlo bien! La Navidad es el momento de sacar las mejores galas y deslumbrar en torno a la mesa, pero al final se trata de compartir juntos esos momentos de ilusión. No te compliques más de la cuenta y disfruta de unas fiestas deliciosamente mágicas.

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
y no te pierdas nuestras promociones