Picnic, súper planazo con amigos y Aceitunas Fragata

¡Por fin llegó el buen tiempo! Parece que este año el frío no tenía ganas de marcharse pero no hay que desesperarse, todo llega y la primavera ya luce en todo su esplendor. Son días de largas tardes de sol, de cielos azules radiantes y paisajes verdes salpicados de colores. ¡La temporada perfecta para montar un picnic con amigos! Ya es hora de salir de la hibernación bajo la manta del sofá y celebrar la primavera al aire libre.

Es la mejor época para salir y reencontrarnos con la naturaleza organizando una excursión por el campo o un simple paseo por el parque. Tanta lluvia en invierno merecía la pena solo por disfrutar de esos mantos verdes y tantas flores que invitan a revolcarse por la hierba como si volviéramos a ser niños. Hay que aprovechar estos días primaverales ahora que el calor todavía no aprieta demasiado; da gusto relajarse bajo los rayos del sol mientras corre esa agradable brisa que arrastra aromas florales, con el cantar de los pájaros de fondo.

¿Qué falta en este idílico marco de primavera? ¡Un picnic en buena compañía! Los buenos momentos hay que compartirlos, mejor si se acompañan de un pequeño festín.

Mil y una formas de montar un picnic

Hay varias teorías acerca del origen del picnic, pero en realidad eso de comer al aire libre es algo que se practica desde los bucólicos tiempos de la Antigüedad. Muchas fiestas populares han lanzado a la gente a comer al campo y en el siglo XIX se puso de moda como idea romántica de retomar el contacto con la naturaleza.

Tenemos una imagen del picnic ideal con esos a esos festines de punta en blanco de la literatura de época británica, pero no hace falta complicarse tanto. Por ejemplo, el picnic a la francesa solo tiene tres elementos fundamentales: vino, queso y pan, sin olvidar el clásico mantel de cuadros. Porque hay miles de formas de montar un picnic, pero lo verdaderamente importante es reunirse con buenos amigos, algo de picoteo y disfrutar sin prisas del buen tiempo.

Organizar un picnic con éxito no es cuestión de preparar mil platos complicados o cargarse con vajillas completas y accesorios pesados. Recupera la idea de que menos es más y apuesta por lo práctico; al fin y al cabo se trata de relajarse y pasarlo bien, no de agobiarse y acabar agotados.

Sol, naturaleza, amigos y tu snack favorito

Si nunca has montado un picnic y no sabes por dónde empezar, estos consejos te ayudarán a inspirarte:

  • Escoge bien el destino sin ir a la aventura. Puede ser la ocasión ideal para redescubrir el parque de tu barrio o explorar un paraje cercano, comprobando que esté permitido acampar con seguridad.
  • Si sois muchos, propón a tus amigos que cada uno aporte algo para equilibrar el menú con opciones variadas. ¡Pero ponéos antes de acuerdo! Los grupos de Whatsapp se crearon para ocasiones como esta.
  • Necesitaréis un mantel resistente, servilletas, vasos y copas, unos cuantos platos y cubiertos de materiales ligeros reutilizables. Hoy en día hay vajillas especiales para picnic sostenibles con diseños la mar de chulos que no pesan nada.
  • Transporta la comida en recipientes separados bien cerrados, en una cesta o mochila de picnic, con las bebidas y los platos que necesiten frío aparte, en una nevera con bolsas de refrigeración.
  • Las bebidas. Ya aprieta las temperaturas y hay que mantenerse bien hidratados; cervecitas, un vino espumoso, agua fresca, refrescos y zumos no pueden faltar.
  • ¿Y para comer? Se trata de picotear con las mínimas complicaciones posibles, así que apuesta por platos que puedas preparar con antelación y aguanten bien el transporte. Una ensalada de pasta o de patata, bocadillos y sándwiches, tortilla de patatas, cocas y empanadillas son grandes opciones.
  • Snacks listos para tomar. No te olvides de tus aceitunas Fragata en formato snack, el picoteo más saludable y práctico para tomar siempre que te apetezca. Elige tu variedad favorita o monta una degustación variada para que cada uno escoja sus favoritas. Si las acompañas de una bolsa de regañás o picos crujientes, con una botella de buen vino refrescante ya tendréis un aperitivo perfecto para disfrutar en cualquier parte.
  • Recuerda llevar varias bolsas para recoger todo y recopilar la basura; hay que dejar el espacio tal y como lo encontramos. La naturaleza hay que mimarla para seguir disfrutando de ella.

 

Sal del letargo invernal convenciendo a tus amigos para montar un picnic con el que celebrar la primavera y se convertirá en una tradición fija que no se querrá perder nadie. Si os va el deporte podéis planificar primero una buena ruta de senderismo para premiar el esfuerzo con el banquete final. Siempre podéis ir recargando energías con tu variedad favorita de aceitunas para vivir  #TuPausaMediterránea sobre la marcha; ¿no te parece que saben más ricas si se comparten bajo el sol?

 

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
y no te pierdas nuestras promociones

He leído y consiento expresamente al tratamiento de protección de datos en los términos establecidos.