Snacks caseros para comer en la oficina

Con nuestros horarios laborales de hoy en día parece difícil llevar una alimentación saludable. Transcurren tantas horas entre el desayuno y la comida que seguro que más de una vez te ha rugido el estómago en mitad de la oficina. Para rendir mejor hay que evitar trabajar con el estómago vacío, pero eso no es una excusa para asaltar la máquina de aperitivos y chocolatinas. ¡Un picoteo sano y delicioso también es posible! Despídete para siempre de las opciones procesadas preparando tus propios snacks caseros, una forma súper saludable de recargar energías.

Practica tu pausa mediterránea en la oficina con snacks caseros

El picoteo entre horas tiene mala fama porque siempre nos pilla desprevenidos y arramblamos con cualquier cosa que se nos ponga por delante. El cuerpo nos pide energía para reponer fuerzas y acudimos a la máquina del pasillo o a la cafetería de la oficina para coger cualquier cosa: la típica bolsa de patatas fritas, unos (aparentemente) inocentes frutos secos fritos, que si la chocolatina de turno... Admítelo: la comida saludable brilla por su ausencia.

Estos típicos aperitivos procesados los devoramos sin pensar, haciendo que nos atiborremos de azúcares, sal y grasas saturadas casi sin darnos cuenta. ¡Con razón luego nos pasa factura la báscula! Y encima ni siquiera nos calman de verdad el apetito, ¿a que poco después de terminarte ese bollo de chocolate vuelves a sentir hambre? Es el mal de las calorías vacías.

La mejor alternativa para comer de forma sana entre horas es cambiar a picoteos realmente saludables, y lo mejor de todo es que puedes llevarlos desde casa sin complicarte. Apuesta por productos naturales como una pieza de fruta, un puñado de almendras crudas o tostadas sin sal y tus propios snacks caseros, como unos deliciosos grisines de aceitunas.

Estos crujientes palitos de pan son tan sencillos de preparar como de transportar y comer en cualquier parte. Elaborados con ingredientes naturales muy nutritivos, los grisines se convertirán en tu snack favorito para practicar tu pausa mediterránea en la oficina y reponer fuerzas a cualquier hora. Puedes saborearlos solos o usarlos como acompañamiento de un hummus o queso fresco. Descubre cómo prepararlos paso a paso con nuestra sencilla receta, ¡serás la envidia de la oficina!

Paso a Paso: 
Paso 1 grisines con aceitunas, parmesano y romero
Paso 2 grisines con aceitunas, parmesano y romero
Paso 3 grisines con aceitunas, parmesano y romero
Paso 4 grisines con aceitunas, parmesano y romero
Paso 5 grisines con aceitunas, parmesano y romero
Paso 6 grisines con aceitunas, parmesano y romero
Paso 7 grisines con aceitunas, parmesano y romero
Paso 8 grisines con aceitunas, parmesano y romero
Paso 9 grisines con aceitunas, parmesano y romero

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
y no te pierdas nuestras promociones