Beneficios nutricionales del aceite de oliva

Las virtudes de la dieta mediterránea son de sobra conocidas en todo el mundo, siempre recomendada por expertos para llevar un estilo de vida saludable. Seguro que ya sabes muy bien cuáles son sus secretos: muchos vegetales de temporada, legumbres, cereales integrales, proteínas de calidad... ¿y qué otro producto no puede faltar a diario? El aceite de oliva elaborado a partir de las aceitunas, toda una joya nutricional.

El oro líquido de nuestras aceitunas

Ya hemos visto que ya las primeras civilizaciones mediterráneas elaboraban aceite de oliva hace miles de años. Quizá no eran del todo conscientes de los numerosos beneficios nutricionales que tenía, pero ya lo utilizaban para enriquecer alimentos y en tratamientos medicinales y terapéuticos. El aceite de oliva no solo nos conquista por su exquisito sabor, también ha fascinado a la comunidad científica por todas las virtudes que poco a poco nos ha ido desvelando.

Las aceitunas son nuestras grandes aliadas saludables para disfrutar cada día, por tanto es lógico pensar que todos sus beneficios se trasladan también al aceite de oliva. La Pirámide Saludable lo incluye dentro de los productos clave de consumo diario y también aparece destacado por la Fundación Dieta Mediterránea como base de la alimentación. Y es que, si el aceite de oliva se ha ganado el sobrenombre de oro líquido, es porque se lo merece.

Los beneficios nutricionales del aceite de oliva

Estamos seguros de que el aceite de oliva es ya un ingrediente básico de tu cocina y que lo utilizas a diario para cocinar y aliñar todo tipo de platos. Pero, ¿cuántos de sus beneficios eres capaz de enumerar? ¡Son muchos más de los que imaginas!

  • Es una de las mejores fuentes de grasas saludables, esenciales en la dieta a cualquier edad, sobre todo por su capacidad de reducir el colesterol malo o LDL y aumentar el bueno o HDL.
  • Es muy beneficioso para la salud del corazón y de todo el sistema cardiovascular, gracias a su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados.
  • Incluir aceite de oliva virgen extra en las comidas diarias, dentro de una alimentación sana, puede ayudar a prevenir diferentes tipos de cáncer.
  • Su consumo equilibrado no solo no engorda, además puede favorecer la pérdida de peso en dietas de adelgazamiento, ya que aumenta la saciedad y evita los picos de hambre.
  • Es rico en antioxidantes como la vitamina E, que protegen de las agresiones externas y retrasan el envejecimiento celular, potenciando una mayor longevidad.
  • Por ser tan rico en vitaminas y carotenos, también tiene efectos positivos en el aspecto físico externo, mejorando la salud de la piel, del cabello y de las uñas. No en vano se utiliza como ingrediente de productos cosméticos.
  • También beneficia al desarrollo cerebral y cognitivo, evitando la pérdida de memoria y reduciendo el riesgo de padecer enfermedades neurodegenerativas.
  • Es muy beneficioso para la práctica de de actividad física de cualquier nivel, pues protege las articulaciones actuando sobre los cartílagos, y evita la artitris.
  • Además ayuda a la absorción del calcio de los alimentos y a la mineralización del cuerpo, estimulando así el crecimiento y mejorando la salud de los huesos.
  • Se están estudiando asimismo sus propiedades como antiinflamatorio, ya que se ha comprobado que las sustancias naturales del aceite actúan como el ibuprofeno para tratar diversas dolencias.

En nuestro país se elabora un aceite de oliva de primerísima calidad cada vez más apreciado fuera de nuestras fronteras, gracias a la excelencia de la materia prima, nuestras aceitunas. Por eso el mejor aceite de oliva, el más sabroso y el que concentra más beneficios saludables, es el de categoría virgen extra: el único que se obtiene directamente de la aceituna. Y tú, ¿cómo disfrutas de nuestro oro líquido en casa?

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER
y no te pierdas nuestras promociones

He leído y consiento expresamente al tratamiento de protección de datos en los términos establecidos.